Sentit homenatge a Tony Fornés

La Federació d’Espeleologia emet una nota emotiva per la mort d’este espeleòleg de llarg recorregut

“Era l’exemple de l’espeleòleg a seguir”

Antonio Fornes GimenezHa estat per molt anys un dels referents de l’espeleologia a la Comunitat Valenciana. Més de 50 anys practicant l’esport que més li agradava i de la forma que li agradava. Antonio Fornés Giménez va morir passat 6 de febrer quan encara no havia complit els 70 anys.

Des de la Federació Valenciana d’Espeleologia han volug tindre un emotiu record a la figura de Tony amb una sentida nota on repassem la seua activitat en el món de l’espeleologia que va començar a mitjan de la dècada dels anys seisanta, intengrant la segona generació d’espeleòlegs de la Comunitat que va asentar els ciments d’este esport a la nostra comunitat, on fins i tot arribà a ser Director de l’Escola Valenciana d’Espeleologia del 1973 al 1975.

Estava ara més centrat en la investigació i en la publicació de diversos llibres, alguns dels quals queden per presentar com ara “Alcúdia de Crespins subterrania”. DEP.

 

El pasado 6 de febrero falleció Tony tras una completa vida espeleológica, feliz y llena de entrega, en la que su aptitud y empuje le convertían siempre en un referente al que acudir. Sus 50 años de constante vida espeleológica podrían ser definidos como “el ejemplo espeleológico a seguir”.

Maestro de generaciones de espeleólogos en sus múltiples cursos y proyectos y un extraordinario referente de la Espeleología Valenciana durante medio siglo. Incondicional y siempre excelente amigo, toda vida dedicada a su familia, a sus no pocos amigos y a la siempre presente espeleo, como él recalcaba. Su gran capacidad de trabajo y de llegar a acuerdos primaban sobre su tozudez: Tony era un hombre de carácter y de principios.

El recordatorio vital de su actividad no se puede abarcar en unas pocas líneas cargadas de emotividad y dolor. Unas pincelas para el recuerdo sin embargo son precisas y reconfortantes para los que le conocimos.

La actividad espeleológica la inicia Tony allá por el año 1964 participando en exploraciones subterráneas que organizan diferentes grupos espeleológicos de la ciudad de Valencia. Al principio en un pequeño grupo de amigos Grupo de Actividades y Exploraciones Subterráneas (GAES, 1964-67), del que pasa para realizar mayores proyectos al Grupo Espeleológico Vilanova y Piera de la Diputación de Valencia en 1965 (GEVYP). Allí participa activamente en la confección del Catálogo Espeleológico de la Provincia de Valencia (1966) de su amigo José Donat. Tras una breve estancia en el Centro Excursionista de Valencia en 1968-69, pasa a formar el Grupo Espeleológico La Senyera al que pertenecerá en alma y cuerpo el resto de su vida. Como él decía: “La Senyera es mi familia aquí conocí a mi mujer y aquí se han criado mis hijos, forma parte de mi vida”, una forma de entrega encomiable en la que muchos problemas los focalizaba y resumía con esta frase.

Corría el año 1965 cuando Tony fue “pillado” para siempre por la topografía subterránea, su gran pasión y dedicación junto a las cavidades artificiales y las cuevas santas en los últimos años de su vida. Quienes le conocieron le recordarán con el semblante siempre dispuesto a realizar algún proyecto espeleológico, más aún, varios a la vez o con los rollos de topografía bajo el brazo cada viernes. Fue un verdadero guía, muy metódico y un gran entusiasta de su trabajo.

Fue Director de la Escuela Valenciana de Espeleología (EVE, 1973 a 1975) e Instructor permanente desde entonces. Colaborador siempre de las instituciones espeleológicas y sus eventos participó en múltiples publicaciones espeleológicas. Vienen al recuerdo, entre otras los levantamientos topográficos de las construcciones rupestres del casco antiguo de Onteniente o el Monumento Histórico-Artístico Nacional de les Covetes dels Moros de Bocairent. Participó en multitud de charlas cursillos, simposiums, congresos,… desde la topografía y la técnica. Colaboró en expediciones espeleológicas a Marruecos, Turquía, Eslovenia, Piedra San Martin, Cantabria, Sorbas, Hundidero Gato, etc. Uno de sus últimos trabajos fue coordinar la investigación del libro “Estudio del Medio Subterráneo de la Cueva Santa de Altura”. Actualmente tenía finalizados un estudio de cavidades artificiales de mineros en Libros (Teruel) y el monográfico “Alcudia de Crespins subterránea” que el destino le ha privado de su prevista y próxima presentación.

Tony forma parte de la segunda generación de espeleólogos valencianos de la década de los años 60 que forjaron los cimientos de la Espeleología Valenciana. El Grupo Espeleológico La Senyera fue su familia como él decía y en este club realizó grandes amistades que fueron creciendo con el tiempo, su apuesta por la amistad era incansable a pesar de las diferencias “por esto no voy a perder un amigo decía”. Se ha ido una gran persona, un gran hombre, nos unimos al dolor de su familia, hijos y nietos por su pérdida que se extiende mucho más allá a su amado Grupo La Senyera y a toda la familia espeleológica.

 


Compartir aquesta notícia a

Enviar un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Esta web utilitza cookies perquè fa que tingues una millor experiència de navegació. En continuar navegant entenem que dones el teu consentiment per acceptar la política de cookies, Punxa l'enllaç per a més informació. Agraïts! ;) " plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »