Rutas salvajes: Cresta del Benicadell

Una cresta sublime, tradicional puerta de acceso para los futuros alpinistas valenciana, por Noel Arráiz y Águeda Monfort

BENICADELL 1

Ya sea por su alargada silueta quebrada, por su condición de frontera natural o por su destacada prominencia entre amplios valles, el Benicadell es una de las montañas más notables de la Comunidad Valenciana. Un enorme contrafuerte calcáreo que se yergue contundente entra la Vall d´Albaida y el Comtat, separando con nítida claridad las provincias de Alicante y Valencia. 

Su perfil, amable en su vertiente occidental y vertiginoso y elegante en la oriental, nos ofrece uno de los recorridos más salvajes y fascinantes que atesoran nuestras montañas. Una cresta sublime, tradicional prueba de acceso para los futuros alpinistas valencianos, que se abre paso a través de delicadas fisuras, estrechos pasillos y angostos canales antes de alcanzar su aislada y rocosa cima.

El inicio

benicadell 3Para aproximarnos a su base deberemos iniciar nuestros pasos en la casa forestal “Les Planisses”, antigua residencia de forestales, desde donde parte una amable pista que se abre paso entre los pliegues de la umbría del Benicadell.

Un paisaje de alto valor paisajístico en el que desde un primer momento se nos descubre la quebrada traza de la cresta suspendida sobre los verticales paredones de la cara Norte de la Sierra.

Tras tomar una breve bifurcación alcanzaremos el amplio y panorámico collado de la Balona, donde dos tímidas sendas nos invitan a abandonar el camino. La primera, que se dirige sin ambages hacia la pared y enlaza la cresta en su mitad a la altura de una característica brecha coronada por un persistente pino. La segunda, por donde continuaremos nosotros, se sumerge con rapidez en el Barranquet de l´Aigua hasta alcanzar el contrafuerte oriental del Benicadell.

 

La bienvenida

benicadell 2Un atrevido pasaje transversal sobre una pequeña oquedad nos da la bienvenida, protegiendo, a modo de criba, la puerta de acceso a la cresta y dando inicio a 2 largos de escalada con pasos puntuales de IVº. Una trepidante prueba de acceso que nos aúpa al fin hasta el filo de la cresta, que colgada en el vacío avanza decidida hacia el cielo.

Sólo hay una dirección posible. Por un estrechísimo pasillo rocoso iremos ganando altura con rapidez alternando continuos trepes y destrepes que la amenaza del vacío nos obliga a encarar extremando todas las precauciones. Las vistas desde nuestra fina atalaya son soberbias. Hacia el Norte sorprende el embalse de Bellús, envuelto en un mar de cultivos de secano que se extienden a la largo de la Vall d´Albaida, desde las boscosas laderas del Benicadell hasta la Serra Grossa. Mientras al Sur despuntan las cimas del Puig Campana, el Aitana o el Montcabrer.

Lo mejor

Todavía queda lo mejor (…)

Si vols llegir l’entrevista sencera la RUTA SALVAJE: CRESTA DEL BENICADELL la trobes al NUMERO 8 de la REVISTA SENSE LIMITS AVENTURA. Consulta ací continguts, punts de venda i suscripcions

Compartir aquesta notícia a

Enviar un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Esta web utilitza cookies perquè fa que tingues una millor experiència de navegació. En continuar navegant entenem que dones el teu consentiment per acceptar la política de cookies, Punxa l'enllaç per a més informació. Agraïts! ;) " plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »