Una pasión marcada a fuego

Una afición por las dos ruedas tatuada en la piel