Escarchón: lo duro, al final

La prueba de Ademuz cambia el recorrido con el crono en la parte decisiva